1. Platos
  2. Motivos por los que nos fascina el raclette y el queso en general
Razones por las que el Raclette y otros Quesos Nos Vuelven Locos

Motivos por los que nos fascina el raclette y el queso en general

Como aperitivo, primer o segundo plato e incluso de postre, el queso es un alimento muy presente en la dieta semanal. Dicen los expertos que lo recomendable es comer entre 40-60 gramos de curado o 80-100 gramos de queso fresco al día, pero en muchos hogares españoles se consume más del debido porque, simplemente, vuelve loco a muchos por no decir a la mayoría. Los hay que cautivan por su olor, como el raclette, por su sabor, como el cheddar, o por ambos a la vez. Lo cierto es somos incapaces de privamos del queso. He aquí algunas razones por las cuales nos fascina y es tan habitual en nuestras comidas y la de los países nuestro entorno.

1. Mozzarella es el indispensable en la cocina italiana

Originaria de Italia, la mozzarella figura en muchos platos italianos  y de la cocina internacional en general. Se puede comer al natural, pero es fundido como resulta extremadamente sabroso al paladar, de ahí que esté tan presente en las pizzas, en la ensalada Caprese y otras recetas como en los taquitos de mozzarella de Pizza Jardín. Y es que forma un matrimonio perfecto con la sala a la Toscana de este establecimiento, que es experto en la cocina transalpina y que cuenta con varios locales en la capital.  

2. El raclette, a la brasa o al horno

Tradicionalmente, el raclette se elabora a la brasa y o al horno y se come con una parrilla eléctrica del mismo nombre para amenizar una comida entre un grupo numeroso. Fundido entra solo con una copa de vino blanco o una bebida caliente en invierno. Con el tiempo, el raclette ganó en usos y es posible comerlo de maneras muy distintas como por ejemplo de acompañante en una hamburguesa. Es el caso de la Freddie Mercury de Maye's Bistró

3. Queso de cabra, ideal para untar

A post shared by Sony's Food (@sonysfood) on

Al ser tan esponjoso, el queso de cabra es ideal para untar en una rebanada de pan y para comer en el desayuno o como aperitivo de una comida o una cena. También es muy recurrente para ensaladas o primeros platos en general. De hecho, es la base de la receta de la ensalada estrella en Sony's Food. Al margen de queso de cabra, se compone de espinacas, pollo aguacate, tomate y cebolla roja.

4. Cheddar, un toque de intensidad

A post shared by BOCCAPAN (@boccapan) on

A medida que pasa el tiempo, el cheddar va ganando en intensidad. Los hay suaves y fuertes, pero todos transmiten un punto más de sabor a los sándwiches, los bocadillos o las hamburguesas. Combina a la perfección, entre pan y pan, con la carne y el pollo, como en más de un producto de Boccapan. Expertos en bocatas, tiene casi como norma incluir una loncha de cheddar u otro queso para estén siempre jugosos a la hora de llevarlo a la boca.  

5. Mascarpone, un clásico de postre 

Por sí solo, el mascarpone puede resultar muy fuerte, pero dentro de algunas recetas es otra cosa. Así ocurre cuando se integra dentro de un tiramisú al adquirir en su presencia un toque distinto y único. Lo saben muy bien en Medri Tiramisú, que con diferentes variantes de un mismo postre han conquistado los hogares de los vecinos del barrio de Chueca. 

No renuncies al queso. Encuentra las recetas más sabrosas elaboradas con este alimento en Deliveroo, a través de su app o entrando en la página web. 

Deliveroo application

Descárgate la App en tu Iphone o Android

Deliveroo iPhone application
Deliveroo Android application